•mayo 16, 2007 • Dejar un comentario

Rock n`roll stole our soul 

La música es un lenguaje universal,  es una característica humana que refleja la pasión de su  espíritu creador, lo que escuchamos tiene una  gran influencia sobre nosotros los jóvenes, determina con que personas nos relacionamos, a que tipo de eventos vamos, que lugares frecuentamos, en que utilizamos el  tiempo libre, y en parte influencia  otras dediciones trascendentales  para nuestra vida. En Cali la cultura musical rockera a florecido bastante en los últimos  años y ha creado una amalgama de subgéneros   que vemos día a día  poblar nuestra vista al recorrer la ciudad, son jóvenes que han encontrado en la música un espacio para expresarse, para crecer, para salirse de la rutina, y para demostrar que ser joven no es una excusa sino una gran ventaja. Aunque el rock no sea la música mas consumida entre la población juvenil, se ha vuelto uno de los principales géneros entre ellos  y se ha adaptado a los ritmos locales,  dando paso a una gran cantidad de bandas de todos los tipos en nuestra ciudad.

 

En los comienzos, cuando este hijo del blues nacido en el 54, en las manos del rey  comenzó  a hacer estragos alrededor del mundo con su ritmo rápido y pegajoso, aun no se tenia idea en  nuestra ciudad de lo que era el  rock n’ roll, fue a penas hasta finales de los 60´s en los que a nivel nacional surgieron las primeras bandas de rock, que tocaban las canciones de los Beatles en español, en los 70’s a Cali se la tomo la fiebre salsera, con artistas que estaban también tomándose el mundo, Héctor Lavoe, Celia Cruz,
la Fania y muchos otros, aunque esta música ya hacia tiempo que sonaba en nuestra ciudad, fue en esta década en la que se volvió tan nuestra como el manjar blanco y se convirtió en nuestra identidad dejando atrás a los ritmos del pacifico, en esta época fue Medellín el epicentro del rock nacional , gracias a los medios ya fluía mucho mas la información y se comenzaba a escuchar hablar de rock psicodélico representado por bandas como the Jimmy Hendrix expirience, y  Pink Floyd y también era la llegada de un genero que iba a tomar fuerza en nuestro país el Heavy Metal. A mediados de los 80’s  el heavy ya era predominante en varias emisoras de la radio nacional, el viejo Álvaro el paisa dueño de Todo Rock, uno de las tiendas locales mas viejas, dedicadas al negocio de vender música, cuenta que la primera vez que escucho Metallica por la radio, pensó que el mundo se iba a destruir, “no había escuchado nunca un ritmo tan fuerte y rápido”. El rock estaba dando de que hablar entre la juventud de todo el país, surgieron bandas de heavy, de trash,  de punk y  de hard rock, mas que todo en Bogota y en Medellín, luego con la llegada del rock en español un rock pop de ritmo suave, que venia desde argentina, de España y de Chile,   soplaron vientos completamente diferentes, el metal y los otros subgéneros mas pesado, quedaron en una escena totalmente underground, y el rock en español se volvió la música emblemática que representaba el pensamiento juvenil de la época. A finales de los 80 la fiebre de las bandas de rock en español que también se habían tomado a Cali, se fue mutando, y  hubo en nuestra ciudad un movimiento punk considerable, muchos jóvenes con instrumentos recién comprados, iniciados en el rock en español, y en búsqueda de un ritmo mas agresivo, se reunían a hacer toques de garaje, tocaban covers  de bandas setenteras como sex pistols, los ramones, y descargaban su energía pogueando en estos eventos.

 

 

 

 

En los 90´s fueron surgiendo diferentes ensayaderos en varias partes de la ciudad, y ya había agrupaciones de todo tipo, la evolución musical había dado cabida a todos los géneros Ska, punk, trash, death, black, heavy, alternativo, grunge, rock pop, hard core etc..   Aunque aun la escena no era sólida ni muy organizada, se comenzaron a dar espacios a los jóvenes, para que sacaran a flote estas  bandas,  y gracias a una fiebre de nuevo metal proveniente de California U.S.A, a finales de los noventa y principios del nuevo milenio los jóvenes se volvieron a identificar con el rock masivamente, provocando una nueva oleada de bandas juveniles, púberes  criados por madres y por Mtv,   que trajeron nueva  vida al panorama local. Aunque iniciados en la música comercial del momento como Limp Bizquit, Slipnot y  blink 182 , profundizaron musicalmente estudiando  estilos como  jazz,  blues y  progresivo,  salieron de los esteriotipos, rompieron los moldes y fueron una generación de  virtuosos interesados en hacer música de buen nivel. Con esta nueva generación se abrieron mas espacios en colegios y universidades para la música y ahora Cali es protagonista nacionalmente con festivales como: a jazzgo,  Cali underground,   Cali groove y  muchos otros eventos, en la mayoría realizados por los jóvenes que han marcado la  pauta de  cultura y civismo que tanta falta le  hace a  la ciudad.

 

Son muchas las historias que rodean a los jóvenes de las bandas de nuestra ciudad y su relación con la música, a quienes el sueño de ser estrellas de rock los devoro, hallo en su mente un hogar, y los encamino, a perseguir una meta casi imposible. Ahorrar para comprarse el instrumento,  efectos, pagar ensayadero, estarse transportando con las cosas  en los buses de la ciudad, que no son precisamente lo mas seguro del mundo, dedicarle horas de trabajo y de esfuerzo a las canciones,  e ir a tocar sabiendo que no le van a pagar, son cosas que se hacen simplemente por amor a la música. Llega un momento para todos estos  jóvenes en el que deben tomar una decisión respecto al camino que van a seguir, si se van a dedicar de lleno a la música,  o si van a decidirse por otro camino aparentemente mas lucrativo. En las universidades se encuentran muchos casos de adolescentes que escogieron estudiar su carrera simplemente por que es lo que les va a dar con que vivir, y no porque sea lo que les apasione,  lo que mas les llame la atención, o lo que les gusta hacer, y muy difícilmente, dependiendo del nivel que les exija la banda pueden continuar tocando con regularidad. Hay otros que estudian música, mas sin embargo al graduarse se ven obligados a tocar en una orquesta de salsa o estar detrás de un cantante de reggaeton para poderse sostener,  la música esta en todas partes, no hay que irse a Europa para poder estudiar en un buen conservatorio, como mucha gente lo piensa, en nuestra ciudad, podemos encontrarnos con un muy buen nivel, sin embargo  lo que si es verdad es que mucho mas difícil vivir de la música acá que allá.

 

La ciudad  de Santiago de Cali, se encuentra en una decadencia que no ha cesado desde hace 20 años o mas, desgraciadamente nos llevo de ser la ciudad ejemplar de Colombia, a cargar con una imagen tan triste como la que refleja  en la actualidad, las mas peligrosa, la mas cara para vivir, la de mayor contaminación, en este desolado panorama donde basta con salir y darle la vuelta en una buseta para darse cuenta de lo adverso de esta realidad, sobresalen   grupos juveniles que no se dirigen hacia el precipicio al que parece ir nuestra sociedad, hacia la nada de la historia interminable, son jóvenes que demuestran que se puede sacar algo bueno entre tanta maleza, que se puede innovar, que se le puede dar color y vida al paisaje urbano de una ciudad que parece causa perdida, y que con esfuerzo todo proyecto se puede sacar adelante.

Hello world!

•mayo 16, 2007 • 1 comentario

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!